search
En
expand_more
FACEBOOK · TWITTER · LINKEDIN · INSTAGRAM
close
Buscando...
Desarrollos

{{result.title}}

{{result.city}}

Ver desarrollo
Español English

CDMX Álvaro Obregón 182 Col. Roma Norte

JS¶_AO182_Render (3)
No. de viviendas
36
Área libre m2
93.59
Superficie predio
465
Arq.
Arq. Javier Sánchez
Apto. desde m2
31.89
Apto. hasta m2
34.76
Año
2022
Ciudad
CDMX

Departamentos en Roma Norte

Ubicación: Roma Norte, CDMX

“La Roma” es una denominación para dos grandes colonias de la Ciudad de México: Roma Sur y Roma Norte, icónicas gracias a sus casas signadas por la Historia, el arte arquitectónico, escultórico y narrativo durante los siglos XIX y XX. Aquí, en la zona más glamorosa con sendas residencias de creadores, diseñadores y artistas, se erige Álvaro Obregón 182, un nuevo proyecto de departamentos diseñado por JSª –despacho de arquitectura con 25 años de trayectoria y los proyectos de departamentos más importantes de edificación contemporánea en Roma-Condesa– y desarrollado por su filial AMBRA · Ar(t)chitectural Developer –desarrolladora con más de 40 de residenciales en CDMX desde 1996–, en alianza con DD3 –empresa especializada en consultoría financiera con una larga trayectoria en real estate–.

Álvaro Obregón 182
por c.hurtado@ambra.mx

De la intervención artística y cultural, a la construcción de un proyecto de crecimiento urbano de departamentos en Roma Norte.”

Este desarrollo residencial de 36 departamentos de entre 31 y hasta 34 m2 distribuidos en seis niveles, con dos áreas amplias de amenidades y dos niveles de locales comerciales (sótano y planta baja), coincide con puntos neurálgicos de algunas de las avenidas y vías públicas más importantes de la Ciudad de México –parques, cafés, museos, restaurantes– por tratarse de una Zona de Monumentos Artísticos. Este nuevo inmueble previene un acento de modernidad capaz de insertarse en diálogo con la tradición de la arquitectura aledaña. Los trazos limpios, garantes de nitidez en el boceto, evidencian un espacio interior iluminado y ventilado con esmero sin poner en predicamento la privacidad, premisa visible desde su fachada, que goza de una combinación entre los espacios comunes y las ventanas de estos departamentos integrados a la avenida. Ahí el sello de JSª, ahí la tradición del funcionalismo mexicano en su intención estructural, cierto dejo brutalista en el manejo de los materiales y, sobre todo, una revisión a la filosofía de Luis Barragán al reinterpretar el silencio del espacio íntimo, ahora con una relación directa con el barrio.

Inició su desarrollo en el siglo XVIII por el intento de la Condesa de Miravalle de convertir los terrenos que recién había adquirido en una extensión de la metrópoli, aunque en mutua conversación con la naturaleza y cierta tendencia a una urbanidad de piedra con largos caminos que bordeaban afanosos de fuga en el paisaje, como una manera de aprovechar el carácter de valle y su perfil de lienzo extenso. Más que hormigón, su intención se afincó en la roca. Ella anhelaba el surgimiento de bellos caminos que siguieran la idea de ciudad francesa, aquellos delimitados por frondosos árboles y camellones intermedios. Después del Porfiriato, el empresario inglés Edward Walter Orrín decidió adquirir el Potrero de la Romita. Así nace la colonia Roma, un nuevo barrio del centro del país reconocido por sus amplias calles. Una de ellas, la otrora Avenida Jalisco, actualmente es conocida como Avenida Álvaro Obregón.

Esta parte de Roma Norte hoy alberga a la iglesia de la Sagrada Familia, Casa Lamm, Edificio Balmori, Edificio Río de Janeiro, Fuente de Cibeles y el Instituto del Renacimiento, entre otros, que forman parte de un circuito de recorridos para el inquilino de tan memorable avenida, hoy con mayor necesidad de vivienda mínima habitable, sin perder el lujo de un diseño arquitectónico a la vanguardia en la (re)construcción de las megalópolis.

El camino donde se encuentra Álvaro Obregón 182 es uno de los más antiguos de la CDMX. Los departamentos en colonia Roma Norte, las casas, los caminos, intensifican la construcción a punta de décadas furiosas que nos han dejado una lección creativa. Vivir dentro de un apartamento en avenida Álvaro Obregón, en Roma Norte, es habitar el corazón de la historia artística del país, ya que esta colonia posee la mayor concentración de empresas creativas y culturales en México.

El bulevar figura como una de las avenidas centrales de la colonia Roma. Después de su construcción a inicios del siglo XX, hoy se posiciona como uno de los recorridos más bellos de la capital del país. En la actualidad, a lo largo de su extensión se encuentra un bellísimo camellón con 12 importantes esculturas: las réplicas de Baco de Miguel Ángel, Venus de Milo, Venus de Médici, Discóbolo de Mirón y Gladiador borhense de Agasio de Éfeso; San Sebastián de Felipe Valero; Mercurio y Argos de Felipe Sojo; Doriforo de Policleto de Argos; Sátiro y Amor de Miguel Noreña; Pescador de Agustín Franco; Fuente con el Pescador arrojando redes y Venus y el Amor de Gabriel Guerra; e Isaac de Epitacio Calvo.

Vida de Barrio | Roma Norte | Álvaro Obregón 182

Vivienda de lujo para el nuevo citadino: Álvaro Obregón 182

Este desarrollo se encuentra localizado entre las calles Monterrey y Tonalá, a unos pasos de los restaurantes Delirio, Casa Virginia y a menos de 100 metros del Metrobús Álvaro Obregón. Está conectado a menos de 100 metros con estaciones de Ecobici y a cuadra y media de avenida Insurgentes.

El predio busca la optimización de un concepto popular entre los urbanistas contemporáneos: vivienda mínima habitable.  Una respuesta a una nueva ética en la ocupación urbana que aprovecha la esfera íntima al máximo sin la ambición de un exceso de área, sí de un diseño altamente estético y, sobre todo, eficiente.

Apuesta por un uso más responsable del espacio, sin perder el esplendor, manteniendo como premisa el deseo del propietario por permanecer dentro del ámbito personal.”

Departamentos

Cuenta con un total de 10 tipologías que responden a un mismo programa arquitectónico: área única habitable que retoma las medidas de una pieza tipo suite (31-34 m2), pero con una intención de mejor disposición que torne a cada área en un departamento íntegro. Esta meta se ha logrado al transformar a cada vivienda en un reto arquitectónico de composición minimalista. ¿Cómo? Enmarcando al lugar con dos líneas paralelas que distribuyen las actividades cotidianas: una marca dónde se desarrollan las tareas domésticas, laborales y de entretenimiento introspectivo; otra marca dónde se colocan áreas de convivencia, esparcimiento y descanso.

Desde el acceso el inquilino ingresa a un departamento completo. Lo reciben una sala mínima para tres personas y un comedor suficiente para hasta tres personas más, que proporciona un área común donde pueden convivir cinco individuos sin inconvenientes. Lateral a estos dos espacios: una cocina integral con cabida para un refrigerador alto. El baño está adyacente a la cocina, pegado al centro del edificio. Al fondo la recámara, que recibe ventilación y asoleamiento generoso, en algunas tipologías se ve acompañada por un pequeño balcón o una ventana amplia con cara a la avenida. Dentro de la habitación: un clóset que, en algunas tipologías, emplea su revés como sólido de madera para crear una pared divisoria entre la sala y la recámara, mismo que será capaz de soportar una TV encajada. Cabe una cama queen size con dos burós o una King size con un solo buró según el modelo de departamento que se escoja. Enfrente de la cama, un mueble tipo credenza empotrado a la pared hace las veces de un escritorio en la esquina que colinda con ventana o balcón. Sobre este mueble, sostenida directamente a la pared, se puede colocar otra TV. Así la credenza funge como sitio para colocar aparatos electrónicos complementarios, libros o adornos. Los tonos de madera que proporcionan los muebles (clóset, credenza, espacio de guardado que hace la transición entre cocina y recámara), dotan de calidez a esta sección.

En materia de acabados Álvaro Obregón 182 se mantiene en la línea que han seguido los proyectos más recientes de la firma. Bajo el diseño de autor de Javier Sánchez, ganador del León de Oro en la categoría de Proyectos Urbanos de la Bienal de Arquitectura de Venecia del 2006, el proyecto tendrá una fachada con un juego de sólido y vacío. Es decir, un 20% contempla la firmeza y estética de los proyectos de AMBRA + JSª, y el otro 80% del desarrollo permitirá un espacio que permite amplitud, un diseño para la ventilación y el juego de luces. En el basamento se busca hacer una integración de la calle al edificio, teniendo la frontalidad permeable con un faldón de concreto aparente. En el volumen superior del complejo se articulará una retícula de concreto que beneficiará a la generación de espacios permeables y fachadas ventiladas, un beneficio directo para los departamentos con o sin vista a avenida Álvaro Obregón.

Amenidades

Por completo que un espacio de esta índole y con este trazo pueda ser, hoy requiere un complemento que lo ayude a insertarse en la dinámica de la zona, donde proliferan conceptos de coworking (hay un hub de emprendimiento a menos de 60 metros del desarrollo y más de 10 espacios similares en un radio de 1.5 km a la redonda) y coliving, en boga dentro de las principales capitales del mundo. A raíz de ello, y conservando la virtud de ser paisaje y aprovechar el paisaje, JSª ha confeccionado dos áreas de amenidades.

Esta planta cuenta con un área de lavado común, con lava-secadoras que forman parte del equipamiento. Un espacio aledaño de coworking, abastecido con escritorios y conectividad a Internet, así como baños comunes, sirve como respiro para quienes demandan salir de su departamento, cambiar de estado mental e insertarse a faenas laborales dentro de un ambiente relajado y controlado en su circulación (lección aprendida después de los acontecimientos de 2020). Esta sección cuenta con una terraza común que dota de una vista privilegiada de la ciudad, los árboles del camellón de la avenida Álvaro Obregón y los edificios circundantes, muchos de ellos con murales monumentales en las colindancias. En tanto extensión del espacio de coworking, proporciona un punto de encuentro, convivencia y recepción de visitas cuyo interés sea trabajar con el residente.

La azotea se transforma entonces en un espacio con vistas todavía más urbanas. Hacia abajo: los camellones y esculturas que soñó la Condesa de Miravalle; al fondo, enmarcados por las intemperies rasas con nubes violáceas de atardeceres del Valle de México, los rascacielos de Reforma. Apuntando la mirada hacia Condesa, se podrá ver la torre del Conjunto Ámsterdam, un proyecto característico de JSª y avenida Insurgentes.

Esta planta cuenta con cuatro áreas de amenidades, otra de baños, vestíbulo y un espacio de guardado. La primera zona posee mesas, jardineras planeadas para convivencia relajada, más contemplativa, con vistas hacia la avenida y el poniente. La segunda zona, dividida de la primera por unas jardineras y plantas altas, un área para yoga. Del otro lado, dando hacia la parte posterior del edificio, hay bares húmedos con asadores al aire libre, con mesas para convivencia en un ambiente más festivo. Todo esto bordeado por un proyecto de paisaje.

Los dos inmuebles colindantes al proyecto se encuentran catalogados como Área de Conservación Patrimonial. El área total de vivienda de este desarrollo –que forma parte del catálogo de inmuebles de AMBRA Ar(t)chitectural Developer y forma un circuito virtuoso de diseño de vivienda actual en la colonia Roma Norte– tendrá un área de construcción de 1,210.45 m2, distribuidos en 7 niveles dentro de un edificio que contará con 36 viviendas. Para el máximo aprovechamiento del espacio generado en este recinto, se construirán 591 m2 destinados a la creación de áreas comerciales en la planta baja del edificio.

Gracias a la implementación de proyectos densos, que buscan poblar los corredores urbanos de la Ciudad de México, el mercado inmobiliario ha sido ocupado por una variedad de opciones dentro de la colonia Roma. Buscando la actualización de la firma ante estos retos, los esfuerzos del taller de arquitectos de Javier Sánchez se enfocan en la edificación oportuna y el embellecimiento continuo de algunos de los barrios más icónicos de la capital, buscando ahora una alternativa de amenidades que no pretendan dictar una separación con el barrio, sino crear una extensión del espacio individual en relación al edificio en el que se incrusta.

Disponibilidad, metrajes, precios y formas de pago

  • Actualmente hay disponibles 20 unidades de las 36 con las que cuenta el desarrollo.
  • Precios desde $2.5 millones hasta $3.55 millones.
  • Los metrajes de cada tipología:
  • Las formas de pago son las siguientes:

Open Market (sin pago de apartado)

  • 15% enganche
  • 15% mensualidades durante obra
  • 70% escrituración

Open Market (limitado a preventa)

  • 5% enganche
  • 15% mensualidades durante obra
  • 80% escrituración

Precio inversionista

  • 80% enganche
  • 10% mensualidades durante obra
  • 10% escrituración

Precio preferencial

  • 30% enganche
  • 15% mensualidades durante obra
  • 55% escrituración

Para una cita y cotización personalizada, escríbenos a:

c.hurtado@ambra.mx

m.antunez@ambra.mx

Reserva una visita

JS¶_AO182_Render (3)
Álvaro Obregón 182
Col. Roma Norte
JS¶_AO182_Render (3)
Álvaro Obregón 182
Col. Roma Norte
Hablemos ahora
1
Hola! ¿Necesitas ayuda?
Bienvenido,
¿En qué podemos ayudarte el día de hoy?